Convocatoria de la Casa de la música mexicana

Share

Con la finalidad de investigar enseñar, difundir y preservar la música popular mexicana en todas sus manifestaciones, se creó en 1990 la Casa de la Música Mexicana “Mtro. Daniel García Blanco”, espacio en el que jóvenes y adultos pueden ampliar sus conocimientos sobre la música popular mexicana.

Además del museo de sitio que posee y en el que se muestra una colección de instrumentos musicales, los interesados pueden participar en el Curso Anual 2018 y prepararse como Ejecutante Instrumentista en el contexto de la música popular mexicana (taller libre) que dará inicio el 26 de febrero.

Esta opción incluye el taller de instrumento (y hasta 2 talleres, uno obligatorio y otro opcional), así como las materias de solfeo y teoría musical en los siguientes instrumentos:  guitarra, jarana y requinto jarocho, arpa jarocha, salterio, violín popular, violín huasteco, mariachi antiguo y actual, bajo eléctrico, contrabajo, trompeta, clarinete, saxofón, canto popular, acordeón, armónica, teclado, marimba, batería y percusiones.

Para quienes deseen inscribirse se realiza un pago único por todo el año de $5000 y en pago de contado y se condonan todas las colegiaturas mensuales del ciclo escolar (válido hasta el 30 de marzo de 2018 y exclusivo para alumnos de nuevo ingreso), aunque también hay otras opciones de pago que pueden ser consultadas en el portal web de la escuela (www. http://casamusmex.com) que se ubica en la calle de Francisco González Bocanegra número 73, en Peralvillo, Colonia Morelos, CP. 06200 de la Ciudad de México.

Los requisitos para inscribirse son: ser mayor de 15 años, sin límite de edad. Contar con certificado de secundaria terminada. Asistir a las pláticas de inducción del 20 al 23 de febrero. Realizar el pago de cuota por inscripción y entregar comprobante de depósito y presentar copia de los siguientes documentos en las oficinas: acta de nacimiento, CURP, comprobante de estudios, comprobante de domicilio y tres 3 fotos tamaño infantil.




Share

Deja un comentario